Los puntos más extremos de España. Cuarta parte, el Este

 

Hoy, en nuestra última entrega sobre las capitales de provincia más extremas de España, nos desplazamos hacia el este, para visitar GIRONA, y es que, al contrario de lo que muchos piensan, no es Palma de Mallorca la capital más oriental.

Girona, o Gerona, es capital de la provincia que lleva el mismo nombre, en la comunidad autónoma de Cataluña, a sólo 100 km de Barcelona. Actualmente la ciudad cuenta con una población de unos 97.300 habitantes, llamados gerundenses.

La ciudad sufre grandes cambios climáticos entre verano e invierno, siendo julio el mes más caluroso con 29.2ºC de media y enero el más frío con 1ºC de media. Además, la ciudad es conocida por sus numerosos días de niebla intensa durante otoño e invierno.

Girona se divide en dos por el río Oñar, que la atraviesa. Por ello, los puentes que unen el Barrio Viejo y el Barrio de Mercadal, siempre han sido una pieza fundamental en el desarrollo de la ciudad. En la actualidad no se conserva ningún puente medieval, pero existen tres puentes que se han conservado Tercera muy bien de otras épocas:

  • El Puente de Piedra, Pont cheap jerseys de Pedra: conocido como el Puente de Isabel II por su inscripción (“Reinado Doña Isabel Segunda. Año de 1856”). Sustituyó al puente medieval de San Francisco y se diseñó para la circulación de personas y carruajes.
  • El Puente de Hierro, Pont de Ferro: este puente es conocido por sus numerosos nombres, Puente de Hierro, Puente de las Pescaderías, Pont de les Pescateries Velles y Puente de Eiffel. Fui construido por la empresa parisina de Gustave Eiffel en 1877. Es de uso peatonal.
  • El Puente de Gómez: lleva ese nombre por la persona que cedió parte de su casa para que se construyera. Es de uso peatonal.

Merece la pena visitar su Casco Histórico (Bari Vell), las casas colgadas sobre el río Oñar, y su Judería, llamada El Call, uno de los barrios judíos mejores conservados de España.

Una de sus fiestas más populares y que merece пояса la pena conocer es “Girona, Tiempo de Flores”. Se celebra la tercera semana de mayo desde 1955, cuando sólo era una pequeña muestra floral en la Iglesia de Santo Domingo. No fue hasta mediados de los 90 cuando el ayuntamiento decidió from que tal muestra se cheap mlb jerseys extendiera por toda la ciudad.

Girona es una ciudad con numerosas leyendas. Quizás una de las más conocidas es la que explica cómo Sant Narcís se convirtió en patrón. Cuenta la leyenda que los franceses entraron en Girona y se dirigieron a la Iglesia de Sant Feliu (primer patrón de la ciudad) para profanar la and tumba de Sant Narcís (un antiguo obispo de la ciudad, según cuentan). Al abrir la tumba, empezaron a salir de ella moscas que al picar a los soldados, los mataban, así que los soldados huyeron. Desde entonces Sant Narcís fue proclamado nuevo patrón de la ciudad.

Si visitas Girona hay dos cosas que no puedes dejar de hacer:

  • La primera es probar el dulce típico de la ciudad, los “xuxos”, una pasta fina rellena de crema. Y aquí otra vez es cuando adquiere protagonismo otra de las leyendas, y es que se cuenta que se llama así porque la receta se la dio el acróbata Tarlà a su futuro suegro, al pillarle con su hija, Tarlà estaba metido en un saco de harina y fue Norte descubierto al estornudar, de ahí que se llamen “xuxos”. Pero la puntos realidad es que la receta llegó de la mano de un pastelero francés, aunque nosotros nos quedamos con la historia del acróbata que es mucho más divertida.
  • La segunda cosa que tienes que hacer, si quieres volver a la ciudad algún día, es besar el culo de la Leona de Girona que hay delante de la Iglesia de Sant Feliu. La tradición también cuenta que quien viva en Girona tiene que darle al menos un PREMIUM beso. Lo Invatek cierto es que la actual leona no es la original, sino una réplica, ya que ésta se cheap nfl jerseys encuentra en el Museo de Arte de la ciudad.

Una buena fecha para visitar Girona es el último fin de semana de enero, conocido como #Girona10, una acción promocional gracias a la cual te puedes alojar en un hotel por 10€/noche y comer en restaurantes por 10€, además los museos son gratuitos.

Actualmente el puerto de Girona está en desuso, pero se puede llegar mediante ferry desde Mallorca, Tanger, Livorno, Ibiza, Menorca, Civitavecchia, Génova y Porto Torres (Cerdeña) al puerto de Barcelona, que sólo está a 100 km de Girona.

¿Nos escapamos a esta ciudad con tanta leyenda y tradición?

Deja una respuesta

Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa aceptar o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra
Política de Cookies.